Algo que pensé

+

#Poesía || Abrí los ojos y me sentí perdido otra vez.
Era de día pero por dentro ardía y estaba oscuro.

La noche anterior estuve con ella.
Habíamos logrado un acuerdo de no hacernos tanto daño como lo hacíamos todas las noches…

Recuerdo que estando frente a ella,
mientras estallaba en éxtasis,
pensé:

—Esta lujuria se está comiendo mi vida. Quiero terminar esto.

Debo decirles querido público,
que estar todos los días con ella,
no es agradable.

Todo es una fantasía.
Su boca no existe.
Su belleza es producto de muchas vidas derramadas en la pared,
en las camisas,
en la boca,
en el abdomen,
en las senos,
en las nalgas,
en muchas partes.

Entonces cuando terminé de sentirla
sin ningún gesto de placer por ella,
pude sentir que estaba volando
pero con un peso encima.

Estaba explotando por dentro con una soledad tan triste como algunas letras que terminan llorando en este papel.

Me levanté de ahí,
de esas cuatro patas abiertas en el piso,
me puse un pijama negra
y salí a la terraza para hablar con el silencio.

Me senté en una silla blanca mientras el mundo estaba hecho un mierdero.
Así que prendí un cigarrillo.

Difícil creer que tu hijo esté escribiendo esto ¿cierto?
Difícil sentir que has sido tan bueno conmigo
que llevo la humildad en mis venas a pesar de mi vanidad mundana que dispara todos los días deseos y viajes.

Fácil escribirte esto en silencio,
a las dos cero uno de la madrugada cuando todo el caos está en calma.

¡Sí!

Pobre rabia la mía debes pensar, ¿cierto?
Debes preguntarte,
¿por qué no vas un psicólogo para que te calme la nostalgia y la adicción?

O quizás lo que quieres es apoyarme con el suicidio.

¡Pero no!

El suicidio es para los chiflados que ya no soportan una mentira más.
Para los que no soportan el sistema y las mujeres que dejaron de ser femeninas.

Lo que me sucede es que me recorre un polvo con las mismas ganas que tengo de amar.
Pero esta vez soy el jefe de esta historia,
así que tengo que redactarla tan distorsionada como la música de Kenneth Leighton cuando toca el piano .

Realmente quiero decir muchas cosas.

¡Quiero disparar un AK con la misma fuerza de toda esta mierda!

Quiero besarte.
Besarte muy suave.
Estar sentando contigo en una silla,
abrazándote frente al mar que han pintado en el horizonte desde el mas allá.

Deseo tanto que esto sea parte de una historia.
Pero esta noche, una estrella de la poesía ha sido eliminado por sus propias letras.
Lo han acribillado en su habitación con una cantidad de sentimientos llenos de sueños, de amor y de ganas.

Dicen que estaba persiguiendo unos anhelos que subían y bajaban las escaleras,
pero no encontraba una salida.

Ahora,
desde esta oscuridad,
cayendo al vacío,
puedo mirarme,
ver a un mago dotado de un poder inmensurable del que se cuentan varias leyendas.

Puedo observar a un autor irónico que no quiere estar en esa guerra que vivimos todos los días,
con algo despreocupado y con objetivos poco claros.

Hoy descubrí a un poeta taciturno que quiere romper el maleficio que se ha desatado sobre él.
Dejar de robar el alma de las mujeres.

CONTENIDO RELACIONADO

APOYA