De Cali a la NASA

+

Muchas veces se cree que hay pocas personas realmente inteligentes o que son pocos los que están dotados con cualidades, y más se cree, que muchos no forman parte de ese grupo. Sin embargo, aunque somos seres humanos con las mismas capacidades, la única diferencia entre los que lo logran y los que no, es la perseverancia, la actitud y el creer que sí se puede.

En esta ocasión quiero presentarles a Diana Trujillo Pomerantz, Colombiana, nacida en la ciudad de Cali, ingeniera aeroespacial y líder de la misión curiosity en la NASA. El sueño de ella comenzó desde muy pequeña, pues siempre quizo explorar otros planetas y descubrir cosas que muchas veces no tienen explicación.

Estudio en el colegio “Los Cañaverales” aquí en Cali, donde siempre demostró ser muy buena para resolver ecuaciones numéricas y terminarlas en tiempo récord, y fue su profesor de química quien la impulsó a creer en esas fantasías aeroespaciales.

En el año 2000 llegó a los Estados Unidos con solo 17 años de edad, donde estudió inglés por dos años. Luego continuó con sus estudios superiores por cuatro años en ingeniería aeroespacial en la Universidad de la Florida y de Mayland. Su mayor reto al principio fue adaptarse a un nuevo entorno desconocido, no es fácil salir de Colombia e irse a vivir a otro país, donde el cambio cultural y muchos otros aspectos, pesan y hacen la diferencia. Diana tuvo que trabajar fuerte para lograr pagar la universidad, teniendo siempre en mente su motivación de llegar a la NASA.

No obstante, con el tiempo logró aplicar para un “internship” con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio  una especie de beca o internado donde brindan un estudio especializado, eran dieciocho en el grupo y ella fue la única latina. Tiempo después, Diana Trujullo Pomerantz es una caleña que lidera la Misión Curiosity de la NASA y se siente orgullosa de sí misma, de lograr llegar hasta ese punto y más, de estar representando a los latinos en muchos aspectos y niveles que no se hubiera imaginado jamás, tan solo por tener ideas diferentes que la han llevado a alcanzar grandes cosas.

“Muchas personas me dijeron que no podía hacerlo, que no era algo para mí, que era muy difícil y más aquí en Colombia donde no había especialidades de ese tipo, pero yo pensé que si uno tiene un sueño es para cumplirlo. Por eso, si tienes algún sueño, persíguelo, con mucha tenacidad y enfoque, así todo el mundo te diga que no”, argumenta Diana.

Actualmente ella ronda los treinta y siete años y sus metas no se quedan ahí, seguirá aplicando a proyectos en la NASA para poder ser astronauta e ir a Marte, pues ese es su siguiente sueño.

CONTENIDO RELACIONADO

APOYA