Quiero

+

Quisiera ser como una nube blanca dejándome llevar por el viento
y desde arriba, observar a las personas.

Quisiera fumar en hoja tabaco mientras la noche seduce mis recuerdos y las estrellas contemplan la palma de mis manos.

Quisiera explotar en silencio.
Morderte el cerebro.
Arrancarte el veneno y el odio que tienes hacia mí.

Quisiera caminar entre vagones y dejar atrás el olor a dolor y tristeza que hay en mi habitación.

Quisiera volver a hacer el amor con ella mientra suena Acroos The Moor de los Blossoms. Sentir aquellas caricias que ardían.
Que me mordían.
Que me amaban.
Que me dejaban ver todas sus caras.

De puta.
De tierna.
De amor.
De satisfacción.

Ahora me he convertido en un pájaro azul que descansa en la madrugada en una jaula cargada de miedo, escondiendo una par de poemas debajo del nido.

Hoy quisiera ser muerte.
Quisiera ser grito.
Quisiera ser lluvia.
Quisiera ser tranquilidad.
Quisiera ser una estrella.

Quisiera escribir entre gotas de lluvia con la tinta roja de tu cuerpo, pintandote las caderas de color amarillo y bañándome en tu saliva, disfrutando del estado perturbado y del silencio de tu arte.

Quisiera que Bill Evans volviera para tocar el piano.
Y que mi alma partida en dos,
descansara.

Quisiera seguir teniendo la ganas de cambiar mi puto mundo.

Que la gente me ayudara a salvarlo del concreto.
Sembrar ríos limpios en las ciudades.
Regalar parques para que los niños puedan correr.

Pero quiero ser una nube.
Quiero ser una montaña.
Quiero ver a mis ancestros.

Quiero dejar de temer a los cuchillos.
A las armas.
A las caras asesinas.
A las miradas perdidas entre químicos y cocaína.

Quiero que el tren arranque.
Que todo marche bien.
Que la melancolía y la fuerza estallen para que no llegue la hora del fracaso.

… Deseo que no se repita la victoria pérdida de nuestros padres.
Nuestros abuelos, nuestros ancestros y la mía.

Tengo ganas de estar desnudo.
Viajando entre nubes de gelatina en estado “happy”, mientras los condenados deambulan como hormigas…
La cerveza emborracha mi odio,
y el agua es el oasis de mi salvación.

Quiero acabar con todo el dinero del mundo.
Y con la política
Y con las máquinas que talan la esperanza de mi bosque.

Quiero colgar a los que matan animales.
Congelar a los que construyen más tecnología y menos naturaleza, y a los que te obligan a ser otra persona que no eres..

Esos que hacen que el camino sea más difícil.
Esos que hacen demorar el barco, mientras mi mar se intoxica con tu petróleo.

Quisiera que nuestras vidas dejen de estar llenas de humo.
Que el bosque deje de arder en olvido mientras los ríos fluyen con la muerte.
Los parques florecen en medio del concreto.
Y la lluvia nos baña con hollín.

Quisiera más silencio.
Menos miedo.
Más naturaleza.
Más amor
Muchos viajes.
Mucho conocimiento.
Y sobre todo más libertad.

CONTENIDO RELACIONADO

APOYA