Vicky Dávila manchó el periodismo investigativo en Colombia

+

[Columna] Yo no soy quien debe decir una verdad absoluta sobre lo que hizo Vicky Dávila esta semana pero me pregunto ¿es buen o mal periodismo?

Sé que ella es comunicadora social de la Universidad Autónoma de Cali, que trabajó muchos años en RCN y que tomaba decisiones arriesgadas como cualquier director de un programa de radio periodístico.

Sin embargo, en algún momento de mi vida tuve la oportunidad de observar a Vicky desde las graderías de RCN Radio cuando trabajé ahí pero nunca pensé que lo que ella hizo esta semana afectaría a tantas personas, más aún, a comunicadores que sintieron que este error de criterio periodístico, aplastó la poca ética que le queda al periodismo en Colombia.

No obstante, hace días vi la película Spotlight y quedé sorprendido por aquel periodismo investigativo que de verdad denuncia, que se sale del amarillismo, de la pornografía, y sobre todo destruir. En cambio Vicky Dávila me dejó una sensación amarga.

Por más que uno tenga un poder en los medios de comunicación para denunciar un acto que sirve para una investigación, hay que ir hasta el fondo de lo que se quiere denunciar. Hacer un verdadero trabajo de periodismo investigativo de meses y en el momento exacto, bajo la responsabilidad del caso, publicar la noticia. Lograr en benéfico del bien público que esa investigación desenmascare y desmantele, de manera profesional y ética, a quien se ha investigado.

Quizás por esto siento que lo que hizo Vicky fue manchar el periodismo investigativo en Colombia, ya que fuera de todo el chicharrón que armó, logró que muchos comunicadores se sintieran molestos, con pena y vergüenza ajena.

Me pregunto, ¿qué pasa con los medios de comunicación que no reaccionan? Hace días un locutor de La Mega también la embarró burlándose de una joven con discapacidad y le tocó irse de la emisora. ¿Es el periodismo colombiano sinónimo de soberbia?

Así pues, gracias a acciones como la de Vicky y otros más, muchos comunicadores y periodistas estamos caídos frente a los lectores, oyentes y televidentes que no saben qué hacer con la arrogancia de los medios de comunicación en nuestro país.

Vicky davila

CONTENIDO RELACIONADO

APOYA