Jue. Feb 29th, 2024

El 420 o Día Mundial del Cannabis, sirvió para hacer un llamado a regularse y hablar del Consumo Responsable en la ciudad.

Muchos se preguntan qué es el 420 y la respuesta es sencilla: es el termino que se utiliza para celebrar el Día Mundial del Cannábis y por supuesto Cali no se queda atrás con esta celebración.

Como ya es habitual desde hace años, cada 20 de abril la gran mayoría de consumidores de hierba de la ciudad se reúnen en el Museo La Tertulia para fumar marihuana y dialogar sobre el uso del cannabis. En esta ocasión la lluvia casi apaga la fiesta pero todos los colinos que estaban ahí no la dejaron morir.

Primero que todo hay que decir que aquel que fuma hierba no es una ladrón ni un delincuente y tiene todo el derecho y privacidad para no decirle a nadie, además, fumar marihuana no es un delito y la Corte Constitucional así lo dice:No es causal de despido a quienes lleguen a trabajar pasados de alcohol o drogados al trabajo”, sin embargo, si creemos que debe haber un consumo responsable desde el lugar, la calidad, el tipo de cannabis y lo que se necesita para consumir.

Aprovechamos este espacio en La Tertulia para hablar con David Jiménez, socio fundador de la Revista Cáñamo Colombia y de la Copa Cannábica Farallones, quien fue invitado a hablar y responder preguntas a las personas convocadas al 420 en Cali, a través de redes sociales.

David, ¿Qué percibes de la cultura Cannábica de Cali?

Pues creo que tenemos que crecer más y tenemos que aprovechar más las circunstancias que se presentan ahora. La coyuntura es muy favorable, pero tenemos que hacer un esfuerzo mayor para poder cambiar la imagen que todavía se tiene sobre el cannábis. Han sido más de 100 años de desinformación y eso va requerir un trabajo de todo este grupo de gente que está hoy en La Tertulia.

Sobre este espacio del 420, veo que sigue igual desde que inició y no observo un activismo organizado, ¿a qué crees que se debe?

Sí, lamentablemente falta un liderazgo aquí en Cali, han intentado pero quizás la metodología no ha sido la adecuada. Hay que hacer una asociación o una cooperativa de usuarios o activistas del cannábis medicinal y luego decirle al Estado «Oiga, somos un parche de cultivadores y activistas organizados, ¿qué hacemos para que nos ayuden?». Pero también esto es un tema de Salud Pública y como tal tienen que tratarlo.

¿Es un llamado al Consumo Responsable y organizarse más?

Sí, sobre todo de tener un líder que los agremie. Aquí en el Valle hay más de diez empresas dedicadas al tema de elaborar cremas, esta es la hora que esas empresas deberían estar en este momento charlando para formar una cooperativa de pequeños y medianos productores de cremas y aceites.

¿Algo que decirle a las personas que lean este texto?

Que la gente aproveche la normativa que le permite tener veinte plantas en su casa para poder independizarse del tráfico del cannabis en la calle y así evitar riesgos en la salud, en la seguridad y en lo financiero.

Finalmente, en el Museo la Tertulia, el 420 o Día Mundial del Cannabis, sirvió para hacer un llamado a regularse y hablar del Consumo Responsable en la ciudad.

Así que desde bizarromesa.com le digo a los lectores que celebran el 420, que bacano que la fiesta no se quede solo en prenderla sino que el mensaje de un consumo responsable llegue más allá y se entienda: “más cultura cannábica, menos moda marihuanera”