Dom. Abr 21st, 2024

“Freud sostiene en su artículo de 1926 Inhibición, síntoma y angustia, llamada teoría de la angustia-señal, una reflexión sobre la pérdida y sus consecuencias en el psiquismo, concluyendo que el ser humano se siente amenazado por diferentes pérdidas.”

Canción sin nombre es un film que expone un planteamiento con respecto a la perdida, la búsqueda de una parte amada, la soledad y la ausencia. Un largometraje que nos lleva a la década de los ochenta en un periodo difícil para el Perú, donde la diégesis nos centra en épocas del Sendero Luminoso.

Una historia que nos sumerge en su protagonista Georgina Condori (Indígena Ayacucha) quien lucha por recuperar a su bebé perdido. 

Foto | Tomada de Internet.

Dicho lo anterior, luego de que Georgina diera luz a una niña, los responsables de la clínica donde es atendida se encargaron de dar información falsa para cometer el delito de secuestrar a su bebe recién nacida, de esta forma ella es engañada por una red mafiosa de tráfico de niños que son llevados al extranjero. 

En la búsqueda de respuestas y con el firme objetivo de recuperar a su pequeña, la protagonista encuentra como único aliado a un periodista limeño llamado Pedro Campos, en el cual se apoyará junto con otras víctimas para intentar desenmascarar los responsables.

Cabe decir que durante gran parte de este largometraje vemos como la cámara acompaña a la joven en el trayecto, a través de calles pobremente asfaltadas, el interior de un lento autobús y en la solitaria ascensión de unas escaleras sin fin.

Como he descrito anteriormente, notamos la ausencia generalizada entre la empatía y la agonía de una madre de bajos recursos, una gran representación elegida por su directora Melina, para una puesta en escena con fotografía en blanco y negro, la cual construye una estética lúgubre que precisa un excelente homenaje al gran neorrealismo italiano. 

De esta forma, Canción sin nombre es una crítica hacia la sensación de opresión, donde se expone la vulnerabilidad de una gran parte de la población latinoamericana en tiempos de crisis y violencia dictaminada por el poder político; donde escasean las oportunidades y otros sectores se aprovechan de los más desprotegidos.

Visualmente y con un buen lenguaje cinematográfico, esta película es de por sí un exitoso proyecto, donde se da a conocer el talento de la cineasta peruana Melina León, quien muestra al mundo su primer largometraje junto a los aplausos que la acogieron en diferentes eventos, como festival de Cannes al cual Netflix decide incluir en su franja de cine latino para exponer esta gran historia basada en hechos reales. 

Autor | Edwin Medina
Cine – Sociedad


* Si te gusta este contenido puedes aportar $1.000, $10.000 o $50.000 a la cuenta Nequi 300-842-1999 o a la cuenta ahorros 75280630551 de Bancolombia.

¡SUSCRÍBETE!
Instagram | Facebook | YouTube