Jue. Feb 29th, 2024

La edición 2018 de la «Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa» publicada por Reporteros Sin Fronteras (RSF) este miércoles, muestra una ligera mejoría en Latinoamérica, sin embargo, Colombia que ocupa el puesto 130, sigue siendo uno de los países más peligrosos del continente para ejercer el periodismo. 

Dicho informe muestra un incremento de los sentimientos de odio hacia los periodistas. La hostilidad frente a los medios de comunicación, alentada por ciertos dirigentes políticos, y el deseo de los regímenes autoritarios de exportar su visión del periodismo, amenazan a las democracias en varios países de América Latina.

También persisten problemas como la impunidad, la violencia contra los periodistas y las políticas autoritarias frente a la prensa. Por ejemplo, Cuba se sitúa en el puesto 172 y año tras año sigue siendo el país peor calificado del continente. 

En el informe «Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa«, Colombia ocupa el puesto 130 y se observa una leve mejoría tras la firma de los acuerdos de paz, sin embargo, sigue siendo uno de los países más peligrosos del continente para los periodistas. Grupos armados, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), intentan hacer callar a los medios de comunicación alternativos o comunitarios que investigan sus actividades, generando agujeros negros en la información, sobre todo en regiones rurales.

Cabe decir que este año habrá elecciones presidenciales en algunos de los países peor calificados del continente como Cuba, Venezuela, México, Brasil y Colombia, lo cual podría repartir nuevas cartas y una nueva relación entre los gobiernos y periodistas en el futuro