Dom. Jun 16th, 2024

64 Jefes de Estado y de Gobierno, incluidos Colombia y cinco de las economías más grandes del mundo, respaldaron el Compromiso de los Líderes por la Naturaleza, apoyando acciones decisivas sobre la naturaleza para proteger la salud humana y planetaria.

En un evento virtual, los Jefes de Estado y de Gobierno de 64 países y el Presidente de la Comisión Europea para la Unión Europea, se comprometieron a revertir la pérdida de la naturaleza hasta el final de la década

Colombia fue uno de los países coanfitriones del evento junto con Costa Rica, Finlandia, Belice, Bután, Kenya, Seychelles, la Alianza de Pequeños Estados Insulares, la Unión Europea y el Reino Unido.

Foto | ONU.

Los países que respaldan este compromiso representan más de 1.300 millones de personas y más de una cuarta parte del PIB mundial.

El compromiso de los Líderes por la Naturaleza es revertir la pérdida de biodiversidad hasta el 2030 y para llevarlo a cabo se contemplan acciones urgentes durante los próximos diez años como parte de la Década de Acción de la ONU para lograr el Desarrollo Sostenible en el planeta.

El anuncio se presenta días antes de la Cumbre de la ONU sobre Biodiversidad, enviando una señal clara e integral: el mundo debe intensificar la ambición para detener y revertir la pérdida de la naturaleza en beneficio de las personas y la naturaleza, y abordar el cambio climático.

Este espacio es una oportunidad, entre otras, para que los Jefes de Estado y de Gobierno, y otros líderes, aumenten la ambición para el desarrollo del marco mundial de la diversidad biológica. Ahora más que nunca es necesario replantear nuestra relación con la naturaleza.

Este compromiso se lanzó oficialmente  en el Evento de Líderes para la Naturaleza y las Personas, una respuesta directa a una creciente emergencia planetaria y la necesidad de una acción global inmediata para abordar las crisis interdependiente de nuestra biodiversidad, clima y salud. 

Los compromisos clave incluyen

Se van a tomar acciones urgentes que permitan revertir la pérdida de biodiversidad hacia el 2030 para el desarrollo sostenible, incluyendo:

1. El desarrollo e implementación completa de un marco de biodiversidad global ambicioso y transformador post-2020 que se adopte en Kunming, China, el próximo año.

2. La transición hacia patrones sostenibles de producción y consumo, incluyendo sistemas alimentarios sostenibles que satisfagan las necesidades de las personas mientras se mantienen dentro de los límites planetarios, incluso encaminándose hacia una agricultura regenerativa libre de deforestación.

3. Reducir la contaminación en la tierra y el aire, incluyendo la eliminación de los desechos plásticos del océano.

4. Gestionar de forma sostenible nuestros océanos y concluir las negociaciones en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

5. Una respuesta verde y justa a la actual crisis económica y de salud, integrando el enfoque de Una Salud y ubicando la biodiversidad, el clima y el medio ambiente en el centro de las estrategias de recuperación, inversiones, decisiones y acciones de todo el gobierno.

6. Invertir más dinero en soluciones basadas en la naturaleza y comprometerse a eliminar o reorientar inversiones y subsidios dañinos. Además, alinear los flujos financieros con los compromisos ambientales y los Objetivos de Desarrollo Sostenible para lograr el bienestar de las personas y salvaguardar el planeta.

Cabe decir que los líderes también se comprometieron con acciones significativas y responsabilidad mutua para abordar la emergencia planetaria, trabajando con todas las partes de la sociedad y reuniéndose en la Asamblea General de Naciones Unidas 2021 para revisar el progreso y reafirmar los compromisos.

Consulte acá el compromiso completo.

Fuente | WWF.