Jue. Feb 22nd, 2024

A raíz del trabajo que desarrolla el Dagma en la zona rural de Cali, la entidad atendió el llamado de la ciudadanía sobre los impactos ambientales que se estaban presentando en el río Pance por la extracción de piedra. Después de la visita, la Corporación Autónoma Regional del Valle suspendió las actividades de forma temporal.

El equipo técnico y profesional del Dagma que realizó el recorrido pudo observar los impactos ambientales en el río Pance, debido a la extracción de piedra. Desvío e interrupción del cauce, creación de islotes, aparición de acumulaciones como islotes en la mitad del cauce, invasión del cauce del río, producto de las vías de acceso para la entrada y salida de volquetas y maquinaria pesada dentro del río, y el depósito de sedimentos.

Otras causas de impacto ambiental identificadas en la visita fueron el vertimiento de aguas residuales sin tratamiento al río, posibles captaciones ilegales de agua, asentamientos de desarrollo incompleto en la franja de protección, residuos sólidos a lo largo de la ribera del río, presencia de pesebrera instalada a 10 metros de la orilla del río, pastoreo de animales dentro del cauce del río.

Luego de la visita al río Pance, la CVC suspendió las actividades de forma temporal / Ph: Juan Pablo Rueda.
Luego de la visita al río Pance, la CVC suspendió las actividades de forma temporal / Ph: Juan Pablo Rueda.

También se hallaron heces fecales de caballo sobre el cauce principal del río, una manguera de ¾ sobre la orilla de la margen izquierda, la construcción de una cámara de inspección de alcantarillado y una estructura de disipación de energía, además de un vertimiento de agua residual, debido al mal olor que se percibió en el punto de descarga.

En el último punto visitado se encontró importante excavación sobre la margen derecha, donde se ha empozado el agua que ya se observa de mala calidad.

Debido a que estas situaciones pueden estar perjudicando la morfología del río y la diversidad biológica que ha sido afectada por la deforestación, la degradación de suelos y la disminución de la calidad en el recurso hídrico, la CVC tomó la decisión de suspender la extracción de piedra en el río Pance.

“Nosotros venimos desarrollando una labor que busca garantizar el agua en cantidad y calidad para las presentes y futuras generaciones. Hemos articulado trabajos con la comunidad en las cuencas que traen el agua a Cali y, por ello, celebramos la decisión tomada por la Corporación Autónoma Regional del Valle en la que suspenden actividades de forma temporal en el río Pance”, indicó Claudia María Buitrago Restrepo, directora del Dagma.

Vale la pena destacar que tanto el Plan de Manejo y Ordenamiento de la Cuenca del río, como el Plan de Ordenamiento Territorial del municipio de Santiago de Cali, consideran que el río Pance y sus bosques freatofíticos, son zonas de preservación ambiental por su tarea de conservar la vegetación del ecosistema de bosque seco tropical.