Sáb. Jul 13th, 2024

La hora naranja ya llegó y Colombia Crea será la entidad encargada de darle luces a quienes le apuestan a emprender proyectos creativos y culturales.


Hace casi un año que el presidente Iván Duque habló de la apuesta por la economía naranja que tendría su gobierno. El proceso para implementarla comenzó con la creación del Viceministerio de Creatividad y Economía Naranja, en el Ministerio de Cultura, y la conformación del Consejo Nacional de Economía Naranja.

No obstante, con la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo, el Gobierno dejó claras las líneas legales que permiten el desarrollo de la “economía naranja” en Colombia, una política de estado que se desarrollará integrando una oferta hacia los emprendedores culturales.

Las estrategias de la economía naranja están reconociendo anhelos históricos de la comunidad artística.

Cabe decir que el Plan de Desarrollo precisa que habrá deducción del 165% en el Impuesto de Renta a las inversiones y donaciones en proyectos culturales creativos.

A eso el sumamos una extensión, por 10 años, de la vigencia del Fondo Fílmico de Colombia y su ampliación a otros géneros audiovisuales, además del beneficio de obras por impuesto para infraestructuras culturales que se construyan en los municipios más afectados por la violencia (Zomac) y en las ADN.

«Por primera vez en la historia de Colombia, la cultura es protagonista en un Plan Nacional de Desarrollo. Proponemos que la cultura no solo sea vista como de desarrollo social, sino también como una posibilidad de desarrollo económico. Esto, continuando con la protección y promoción de la cultural, garantizando el acceso a la cultura en los territorios, salvaguardando nuestras tradiciones y nuestro patrimonio”, precisó la ministra de Cultura, Carmen Vásquez.

Por otro lado, los alcaldes definan áreas de desarrollo creativo, llamadas ADN (Áreas de Desarrollo Naranja), de las cuales, hasta ahora, ya han sido identificadas cinco potenciales en Cali, Medellín, Manizales, Bogotá y Barranquilla, además de haber recibido diez solicitudes nuevas. 

Según explica la Ministra Vásquez, las estrategias de la economía naranja están reconociendo anhelos históricos de la comunidad artística, pues están consolidando las políticas en torno a los derechos culturales, a la libre expresión del pensamiento, las ideas y la creatividad; a la integración de los territorios al sistema nacional de cultura, a la participación ciudadana en la toma de decisiones. 

Llega Colombia Crea

Para seguir adelante con la apuesta naranja, el Gobierno está midiendo el comportamiento del sector. En el último año, por ejemplo, se registraron 96.914 empresas en Colombia, de acuerdo con el Informe de Confecámaras 2019, de las cuales el 42 % (40.703 empresas) son de economía naranja, enfocadas en actividades artísticas y de entretenimiento.

Este repunte le permitió tomar la decisión de crear la Corporación Colombia Crea, una nueva entidad que llegará a la escena cultural del país a finales de agosto, con el reto de enfocarse en todo lo relacionado con el desarrollo de las industrias creativas, los emprendimientos culturales y temas fundamentales en ese campo como la formación y la difusión. 

La decisión de crear una nueva entidad obedece a la necesidad de descentralizar y especializar el Ministerio de Cultura porque, además de la economía naranja, su labor continúa en el tema de fomento, la creación de políticas públicas, el patrimonio y demás necesidades que requieren ampliar los impactos de la entidad.

De acuerdo con los estatutos de Colombia Crea, la corporación tendrá como objeto principal promover el desarrollo de las cadenas de valor en cuanto a procesos de formación, creación, producción, distribución, circulación y acceso ciudadano, de los diversos sectores creativos vinculados a las artes, el emprendimiento y la cultura.

Los retos de esta Corporación serán, entre otros, la creación, producción circulación, divulgación, comunicación pública, reproducción, distribución, gestión e investigación en campos artísticos, culturales, de emprendimiento y economía creativa.

La estructuración y gestión de un Fondo Nacional de la Economía Creativa, o de fondos de financiación similares en las entidades territoriales. Y la gestión de alianzas público-privadas para el desarrollo de proyectos, infraestructuras, distribución, mercado, promoción de imagen del país, en sectores de la economía creativa.

Para crear Colombia Crea, la ministra Vásquez se basa en el exitoso proceso de la Ley de Cine y la creación de Proimágenes Colombia, entidad que se encargó de centralizar todo lo relacionado con el desarrollo cinematográfico en el país y se especializó en hacer realidad lo que la legislatura había posibilitado para el cine.

Hay 96.914 empresas en Colombia y 40.703 empresas son de economía naranja.

Ella reconoció el liderazgo de Proimágenes en el proceso, además de su eficiencia a la hora de ser un apoyo para el sector audiovisual, lo cual espera que suceda con la nueva entidad.

¿Y el resto del sector?

Para atender a los emprendedores, la ministra habla actualmente de más de $800 mil millones disponibles en programas, planes de acción, fondos y estímulos; de 21 agencias y 70 programas de gobierno enfocados en impulsar la cultura y la creatividad.

Lo anterior, parece indicar que no se dejará de hacer lo que ha venido haciendo en materia cultural en las de dos décadas de existencia del Ministerio de Cultura, sino que ahora este sector cuenta con más aliados, más recursos y más información para ampliar el impacto.

Sobre los retos, la ministra apunta que “Colombia tiene asegurado el éxito. El mundo nos está mirando y nos celebra, pues con esta política nos terminaremos de consolidar como referentes en materia de políticas culturales.

Para agregar, la gente en los territorios tiene mucho talento, cada vez más y con más fuerza se siente el llamado de los territorios hacia la economía naranja; en nuestros territorios hay grandes talentos, saberes, proyectos e iniciativas que estaban esperando una oportunidad.

En conclusión, la hora naranja ya llegó y Colombia Crea será la entidad encargada de darle luces a quienes le apuestan a emprender proyectos creativos y culturales, con la responsabilidad de potenciar lo que ya está dispuesto por ley, y motivando, además de lo propuesto desde el sector público, una inversión privada que aporte en pro de nuevas oportunidades.

Fuente | MinCultura