Mar. Abr 16th, 2024

El jefe de la ONU António Guterres reiteró que la crisis actual es una llamada de advertencia sin precedentes y en el Día de la Tierra ha propuesto seis medidas para aplanar la curva del cambio climático.

El cambio climático se ha acelerado en la última década y en los próximos cinco años se producirá de nuevo un récord de temperatura promedio mundial, aseguran los pronósticos climáticos de la Organización Meteorológica Mundial publicados este miércoles, Día de la Tierra.

Hace 50 años, cuando se celebró por primera vez la fecha en una época en que la protección del medio ambiente no era una prioridad en la agenda política, los científicos ya comenzaban a preocuparse por el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono.

Foto: Victor Hugo | Amanecer en el lago Chapala, en México.

No obstante, el futuro solo muestra un aumento de la tendencia. Según las predicciones de la ONU, para 2024 es probable que se produzcan nuevos aumentos de la temperatura mundial, en particular en las regiones de latitudes altas y en las zonas terrestres, y que el calentamiento oceánico sea más lento, en especial en el Atlántico Norte y en el océano austral.

La lucha no se puede detener por el COVID-19

“La biodiversidad está en un pronunciado declive, y las perturbaciones del clima se están acercando a un punto de no retorno”, advirtió, António Guterres, Secretario General de la ONU en su mensaje oficial para el Día.

Tanto para él como para el líder de la Organización Metereológica Mundial, Petteri Talas, ‘se debe actuar con decisión para proteger al planeta tanto del coronavirus como de la amenaza existencial del cambio climático’.

El líder de la esa agencia pidió a los Gobiernos que redoblen sus esfuerzos para fortalecer los sistemas de alerta y así poder afrontar múltiples riesgos.

Un plan para el futuro de la Tierra

Además, para António Guterres es esencial que los paquetes de estímulo posteriores a la COVID-19 ayuden a que la economía vuelva a crecer de forma más ecológica.

Este año, no sólo se conmemoran los 50 años del Día de la Tierra, también es el cuarto aniversario de la firma del Acuerdo de París y la actual pandemia de COVID-19 es un claro recordatorio de la vulnerabilidad de los humanos y del planeta frente a amenazas de magnitud global.

Según Guterres ‘si hubiéramos avanzado más en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, podríamos enfrentar mejor este desafío’.

El jefe de la ONU reiteró que la crisis actual es una llamada de advertencia sin precedentes, y que se necesita convertir la recuperación en una verdadera oportunidad de hacer lo correcto en el futuro y para ello ha propuesto seis medidas:

1. El gasto de dinero en la recuperación tras el coronavirus debe ir acompañado de la creación de nuevos trabajos y empresas mediante una transición limpia y ecológica.

2. Si se utiliza el dinero de los contribuyentes para rescatar empresas, es necesario vincularlo a la consecución de empleos verdes y de un crecimiento sostenible.

3. La artillería fiscal debe impulsar el paso de la economía gris a la verde, y aumentar la resiliencia de las sociedades y las personas.

4. Los fondos públicos deben utilizarse para invertir en el futuro, no en el pasado, y fluir hacia sectores y proyectos sostenibles que ayuden al medio ambiente y al clima.

5. Los riesgos y oportunidades climáticos tienen que incorporarse al sistema financiero, así como a todos los aspectos de la formulación de políticas públicas y las infraestructuras.

6. Trabajar juntos como una comunidad internacional.

Para el Secretario General, esos seis principios constituyen una importante guía para la recuperación y aseguró que ‘los gases de efecto invernadero, al igual que los virus, no respetan las fronteras nacionales. En este Día de la Tierra, sumen sus voces a la mía para exigir un futuro sano y resiliente para las personas y  el planeta’

Fuente | ONU