Mié. May 29th, 2024

Si buscan alternativas diferentes a la hora de viajar a conocer el Amazonas, sus habitantes y talentos; Onitano los ayuda conectar con los locales y promover iniciativas de emprendimiento. ¡Pilen pues!

Cerca a Leticia, la capital del departamento, se encuentra Puerto Nariño, que acoge a 22 comunidades indígenas, entre ellas la comunidad 20 de julio. 

Una comunidad en donde habitan alrededor de 300 familias indígenas provenientes de las etnias Tikunas, Cocamas y Yaguas, y se reconoce por su actividad artesanal, pues el 95% de la población son artesanos. 

No obstante, a falta de un espacio donde preservar la cultura de estas etnias indígenas, nace Onitano, un destino para que los nativos y viajeros del mundo impulsen ideas y nuevas formas de aprendizaje alrededor del arte, la música y el diseño. 

Foto | Cortesía Onitano.

Desde laboratorios creativos de artesanías y la co-creación de nuevas piezas de diseño, en esta casa se crean  conexiones y se contribuye a la economía de la región.  

Mónica Pacheco, una emprendedora caleña, es la fundadora de Onitano y nos contó que creó este lugar para preservar la memoria y cultura de las etnias indígenas colombianas, salvaguardando su tradición ancestral y propia. 

Un puente de intercambio cultural donde las personas comparten con la comunidad, participan de experiencias propias del lugar, se promocionan las artes, la naturaleza y el patrimonio, abriendo posibilidades para contar, entre nativos y viajeros, las historias y conexiones con los ancestros.  

“Onitano es un movimiento cultural, que genera espacios creativos; un lugar para contar las historias de nuestros artesanos, pescadores e incluso de nuestra cocina tradicional. Lo que se queremos es compartir el talento que existe en el Amazonas a través de las industrias creativas”, señala Mónica Pacheco.

A esta apuesta creativa se unen Andrea Quintero y Maria Del Mar Erazo, quienes desde su experiencia como productoras de contenido, cocrean y realizan junto a Mónica y la comunidad 20 de Julio, una estrategia transmedia galardonada por el Ministerio de Cultura 2020. 

Un proyecto que destaca los saberes tradiciones y culturales de la comunidad, como son la cocina y la artesanía, buscando un turismo cultural y responsable que establezca un vínculo entre la comunidad y los viajeros, en un espacio de innovación y salvaguardia. 

Desde la creación de su sede como primera Casa de Creatividad Indígena, Onitano genera un punto de relacionamiento, de intercambio de saberes y epicentro para compartir experiencias, como conocimientos e historias para la conservación cultural y del medio ambiente, a través de exhibiciones artísticas, festivales,  talleres, coworking y el comercio de las piezas artesanales. 

Así mismo, entre cultura y naturaleza, este proyecto busca alternativas diferentes para conocer la selva, sus habitantes y sus talentos, y desde una apuesta como la economía naranja, resulta siendo un punto de encuentro con la selva, pues aunque su compenete principal es creativo, también incluyen salidas de campo para sembrar, realizar avistamiento de aves junto a guías locales y expertos, y disfrutar de la zona de campamento, en las primeras carpas colgantes de la región. 

Desde bizarromesa.com invito a los lectores y seguidores a que pillen todo lo que está creando Onitano allá en el Amazonas. El sueño de una caleña que se convirtió en todo un movimiento social de ideas, el cual promueve el turismo, la cultura creativa y la naturaleza en la Amazonía colombiana.


* Si te gusta este contenido puedes aportar $1.000, $10.000 o $50.000 a la cuenta Nequi 300-842-1999 o a la cuenta ahorros 75280630551 de Bancolombia.

¡SUSCRÍBETE!
Instagram | Facebook | YouTube