Mié. Feb 21st, 2024

#Poesía || Esta noche estoy arrugado
quizás inspirado,
vacío,
solitario
y con preguntas.

Sin embargo,
una luz,
una imagen,
una esperanza,
no me deja caer.

Aunque duela éste transitar.
Aunque las recompensas sean chispazos de alegría.
Aunque pensarte y sentirte sea mi karma.
Aunque mi destino siga siendo incierto
y la muerte,
el pensamiento más cruel que hay en el desorden de mi cabeza.

Necesito la noche,
el silencio
y el humo.

Hoy te vas de nuevo
y mis sentimientos vuelven agrietarse
mientras una lagrima intenta escapar de mis ojos.

Espero que esto no sea para siempre.
Mi corazón es digno de amor
pero acabo de escuchar cuatro disparos.

Tengo a Dios
y no lo tengo.

Dudo
¿Pero dudar de qué?

Somos tan místicos
que no hay duda.

La alegría se me escapa entre los dedos
y el riñón izquierdo me duele.

Las ganas de quererte Juliana bonita.
Con tus dos historias.
Tus miedos.
Tus inseguridades
y tus dos terneritos.

Esta noche estoy arrugado.
Mi corazón necesita más amor
y menos dolor.

Por qué limpiar mis lagrimas a solas con todo el ruido que tiene éste lugar.

Sin rumbo.
Solitario.
Con más preguntas que respuestas.
La mitad del pecho vacía.
La sonrisa quebrada.

Tratando de ser en éste camino tan inseguro
y a la vez tan seguro.

Tan bipolar.

¿Cómo cambiar de actitud ante la guerra?
¿Cómo aguantar el destino?

Y tus caricias,
tus labios,
tu piel,
tus uñas,
tu cuerpo,
tu calor,
tu belleza,
tu bondad,
tu amor,
tus besos…

—¡Adios!
¡No hay tiempo para tí!

Soledad
aquí estoy.

El miedo domina.
El amor duele y no se entiende.

Pero dejo este dolor aquí.
Continúo mi camino.
Creo que somos dignos de amor.

Eso pienso.
Eso sueño.
Eso siento.

Mis errores se los llevará el tiempo
mientras mi corazón continua escribiendo su historia
y mi alma intenta hacerlo de la mejor manera posible.

Atentamente.
¡El fiel amante del amor!