Jue. Jun 20th, 2024

‘La otra forma’ podría llevarnos a múltiples análisis filosóficos, políticos, religiosos y sociales, una antiutopía reveladora y surrealista sobre la limitación humana.

El pasado 30 de marzo se estrenó en salas de cine en Colombia la ópera prima de Diego Guzmán, ‘La otra forma’, un largometraje animado que desde su apertura en el reconocido festival francés de Animación de Annecy, ya era un buen augurio de su excelente calidad.

Cabe decir que detrás de este suceso, continuaron las sorpresas en el Chilemonos International Animation Festival, donde se llevó el premio al Mejor Largometraje, seguido del premio a Mejor Largometraje  Animado. 

¿De qué va esta historia?

Pedro Press ha estado viviendo con una prensa durante 20 años y ha completado su  proceso de escuadrado. Además, el objetivo de su vida siempre ha sido estar en el paraíso que está ubicado en la superficie de la luna. 

Pedro deberá enfrentarse al dilema de convertirse en un cuadrado más o desatar la otra forma que está dentro de él. Pero un incidente lo obliga a quitarse la prensa y tomar una forma diferente. Esto irá en contra de sus creencias y pondrá en peligro su entrada al paraíso. Aquí comienza un viaje donde descubre que ‘La otra forma’ es el último rastro de su individualidad. 

No obstante, cuando uno como espectador piensa en una historia animada y sobre todo elaborada con talento colombiano, en su afán de crítico y cinéfilo se podría esperar menos en estas producciones, no porque sea talento local, sino más bien por el bajo presupuesto que nos acostumbran los fondos que van destinados al movimiento artístico.

Pero en mi opinión personal, Diego Guzmán nos demuestra con esta historia que el talento y la constancia pueden romper barreras audiovisuales, capaz de competir con un producto de 2.500 millones de pesos colombianos, frente a una superproducción de Hollywood de 50 millones de dólares aproximadamente. 

Esta ópera prima de Guzmán va aprovechando cada cuadro por segundo para revelarnos pequeños detalles, donde nos abrimos a mensajes reveladores con la experimentación de sonidos, ya que no hay un solo diálogo y los personajes hacen  movimientos sutilmente exagerados para apoyarse sin emitir palabra alguna. Algo riesgoso, pero elaborado con destreza. 

‘La otra forma’ podría llevarnos a múltiples análisis filosóficos, políticos, religiosos y  sociales, una antiutopía reveladora y surrealista sobre la limitación humana. 

En esta historia todo se lleva a cabo por el artífice de los cuadrantes que se extiende desde la  naturaleza, pasando desde los animales hasta los humanos que perdieron la capacidad de pensar, siendo cuadratizados para encajar en una sociedad manipulada. 

Lo más inquietante de este proyecto animado son sus personajes, muy originales, por cierto, deformados cada uno en su tragedia interna, con alteraciones anatómicas que mantienen la fluidez propia, a pesar de sus limitados movimientos. 

Dentro de este universo animado podemos encontrar alguna que otra referencia cinematográfica, como en el caso de la mujer que estira exageradamente su rostro, tal como lo hace Terry Gilliam en Brazil (1985). Aquí podemos tener en cuenta que Diego Guzmán, su director, también encuentra la forma de incursionar en la ciencia ficción. 

Una película que sin duda alguna demuestra el poder en la sociedad, un poder que muy a menudo tenemos vinculado con nuestra representación, como algo oculto y secreto que no vemos.

Además, en la historia de Guzmán, lo político está expuesto porque fundamentalmente es una forma de relación asimétrica que implica una confrontación de intereses.

Quien no encaja en el mundo está cerca de encontrarse a sí mismo…

Datos de interés

La producción de “La otra forma” tuvo una duración de 4 años en los que se realizó un arduo proceso en el que se diseñaron escenarios y 150 personajes.

Un largometraje producido por Smith y Smith y Hierroanimación que tiene como  productor a Carlos Smith, en el que además participaron empresas como RTCVplay y  Estudio Giz de Brasil como co-productores, Dinamita Animación en el diseño de fondos y Arcadia Sonora en el sonido.

Es por todo esto que desde bizarromesa.com te invitamos a no perderte esta genial película colombiana animada.

Autor | Edwin Medina
CineSociedad

Deja un comentario