Jue. Feb 22nd, 2024

Hoy desperté contigo en mi cama.
La habitación 726 huele a ti.
Tu piel ha quedado en mis sabanas y los recuerdos sienten tu calor.

Te veo durmiendo y sé que quiero volver a ti.

Volar con nuestra magia entre la música, la fotografía y la poesía…
Volar entre átomos,
aliens,
galaxias
insectos,
sexo,
viajes y salsa…

Hoy la madrugada está en silencio
y un suspiro me despierta.
Estás en mi cama, enseñándome a crecer sin arruinar la sorpresa.

Salgo de la habitación 726 con la imaginación cargada de ti,
dispuesto a hacerlo bien.

Estas en mi imaginación las siete horas con cuarenta y cinco minutos que toma conducir hasta mi casa.

Estás volando en mis días,
dejando tu corazón pegado en mi alma
mientras los arboles y el viento amanecen frente a mí.

Duele amarte en silencio y no saber nada del amor.
Mirar la carretera fría y nublada extrañando el calor de tus manos,
mientras frunces el ceño y los Arctic Monkeys tocan Do I Wanna Know.

Tranquila.
Voy a estar bien.
No lo soy la porquería de basura que crees que soy.

¿No te has dado cuenta?

Aunque trates de no escucharme,
aparta tu dolor,
mírame a los ojos
y déjame hacerte una sutil proposición:

Permiteme demostrarte que soy más de lo que parece.

Mis amigos,
el silencio.
y la noche saben que tengo una sensación en el estomago que está escribiendo una historia de amor cada vez que el sol se oculta.

Hoy la mañana está incompleta.
Hay unas lagrimas en el volante,
goteando por el asiento trasero hace unos meses.

Pregúntale a cualquiera
¿Es esto el principio del fin?
Y muchos te dirán:

Estos son los momentos que tienden a terminar las cosas,
separarlas
o aferrarlas a tu amor.

Hazme un favor.
Rompeme el corazón.
Dile a mis recuerdos que esto se acabó para que dejen de hacerme tantas preguntas y cuestionamientos.

Los ojos ya están rojos.
Me duele ver que lloramos,
que nos queremos,
que nos amamos en la habitación 726
mientras las nubes azules nos miraban,
preguntándome si tu corazón
aún sigue abierto para mi.

2 comentario en “Habitación 726”

Deja un comentario