Dom. Abr 21st, 2024

Un informe sobre el análisis económico de la ciudad, advierte que la reactivación económica del arte, la cultura y la creatividad será lenta y mediada.

La Alcaldía de Santiago de Cali presentó el nuevo informe de análisis económico titulado ‘Retos y Perspectivas del sector Cultural y Creativo de Cali en tiempos de Pandemia’.

El informe presenta hallazgos sobre el impacto económico del COVID-19 en los diferentes subsectores de las artes, la cultura y la creatividad de la ciudad; identifica los diferentes artistas, gestores y agrupaciones de Cali, así como su nivel de profesionalización, trayectoria, formalidad y empleabilidad en el sector.

Foto | Jacqueline Vidal, directora artística del TEC | Oswaldo Páez (El País).

Esta nueva investigación deriva de una encuesta en línea sobre la productividad, el empleo y la calidad de vida, realizada entre el 26 de marzo y el 21 de mayo de 2020 a 501 empresas y 8.896 trabajadores de la industria, por parte del equipo técnico de las secretarías de Desarrollo Económico y Cultura

Principales hallazgos

Para los investigadores del CIEC, el estudio arroja datos importantes que explican la grave crisis económica por la que atraviesan los trabajadores del sector de la cultura y el entretenimiento.

La primera responde a dos problemas estructurales que existían antes de la pandemia, los cuales quedaron expuestos en la coyuntura actual: la informalidad laboral y la débil generación de ingresos estables del sector.

Federico Vallejo, economista e investigador del CIEC, explica que la informalidad del sector se refleja en el bajo porcentaje de trabajadores que cotizan por régimen contributivo. 

“Solo el 55% está afiliado al contributivo. De ese porcentaje, el 22% son beneficiarios, lo cual indica el bajo nivel de  formalidad de estos trabajadores. Asimismo, el 78% de los trabajadores no cotiza al sistema de pensión, lo cual indica una inestabilidad a largo plazo por ausencia de pensión de vejez”, argumentó Vallejo.

El informe también revela que apenas el 7.4% de los trabajadores de la cultura cuenta con una fuente de ingresos estable, a través de modalidad de contratación a término fijo o indefinido o por prestación de servicio. 

Por otro lado, el  66% de los trabajadores laboran por cuenta propia con fuentes inestables de ingreso.

La investigación muestra que además de estas dos situaciones, que estaban antes de la crisis sanitaria, la pandemia creó dos problemas emergentes: la pérdida de empleos y las dificultades para el funcionamiento.

De acuerdo con el DANE 2020, en Cali y para el trimestre abril-junio de este año, se perdieron 62 mil empleos relacionados con las actividades artísticas y del entretenimiento, lo cual corresponde a una reducción del 43,9% de la población ocupada en el sector con respecto al mismo trimestre del año 2019. 

Asimismo, el aplazamiento y cancelación de los eventos o actividades que estaban programadas, produjeron pérdidas de $75 mil millones de pesos para trabajadores y $46.545 millones de pesos para las empresas. Para el profesor Vallejo, “si se compara esta industria con otras ramas del sector productivo, este sector es el que más empleos ha dejado de generar”. 

Sobre las dificultades para el funcionamiento, el investigador asegura que más que un problema es un desafío para esta industria. 

“A excepción de varias actividades como la creación musical, la producción de películas, programas, anuncios y comerciales de televisión, que funcionan bajo los protocolos de bioseguridad mediante el nuevo decreto 164 de 2020, en Cali la no realización presencial de algunos eventos de talla mundial programados para el segundo semestre del año, como el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez y otros de la temporada de festivales, tendrá efectos sobre la economía, no solo en los ingresos y empleos, sino en la promoción, divulgación y reconocimiento de la cultura del Pacífico y de la ciudad a nivel internacional”.

Adaptarse a la nueva normalidad

El informe, además de analizar las condiciones económicas y laborales de los trabajadores de la industria cultural, también contempla las expectativas que integrantes de esta rama productiva tienen sobre las estrategias y ayudas para soslayar la grave crisis económica que padece este sector.

Sobre las perspectivas a corto plazo del sector creativo, tanto de trabajadores y de empresas, frente a la coyuntura son negativas. 

Los encuestados perciben que a medida que transcurre el tiempo la emergencia sanitaria se intensifica y resulta cada vez más difícil subsistir.

El sector advierte que la reactivación económica del arte, la cultura y la creatividad será lenta y mediada, debido al tiempo que el Gobierno Nacional se tome en habilitar la realización de eventos, a los escasos recursos para invertir en medidas de bioseguridad, al consumo cultural afectado por la disminución de ingresos de la población caleña, así como la cancelación, aplazamiento de eventos y actividades a nivel nacional e internacional en lo que resta del año y el descenso en el turismo.

A fin de evitar un efecto económico más negativo en el sector creativo, las empresas encuestadas consideran que para recibir un alivio frente a esta coyuntura, los principales instrumentos deben ser:

1. Beneficios tributarios, tanto del gobierno nacional como del local.


2. Aplazamiento del registro mercantil.


3. Medidas de estímulo vía créditos y en alivios financieros.

Los artistas, artesanos, gestores y trabajadores independientes del sector, están de acuerdo con las medidas sugeridas para mitigar la coyuntura generada por el COVID-19. 

Dentro de las medidas más apoyadas se encuentran: la creación de estímulos o apoyos para el sostenimiento de los proyectos más afectados y la implementación de proyectos sociales y artísticos que reactiven la circulación de artistas. 

Acciones desde Desarrollo Económico para la industria cultural

Si bien el panorama es desalentador para el sector cultural en Cali, según el informe publicado por el CIEC, desde la Secretaría de Desarrollo Económico se han creado al menos 10 estrategias que buscan mitigar los efectos de la crisis económica en los trabajadores de la industria cultural.

“Una de las estrategias es la de monetización digital de eventos de las artes escénicas que busca, entre otras cosas, promover un modelo de economía colaborativa que esperamos que la ciudad lo tome como ruta para pensarse la reactivación económica en este contexto de pandemia”, dijo el secretario de Desarrollo Económico, Argemiro Cortés.

Otra de las acciones lideradas por el organismo municipal y que responde a la  reactivación económica del sector, es la convocatoria “Hecho en Cali”,  que en alianza con Rappi busca que emprendimientos del sector de diseño gráfico, moda y joyería tengan la oportunidad de generar ingresos a través del comercio electrónico.

Además, la estrategia Ideas Que Activan, un espacio de formación de libre acceso y de divulgación de las actividades del sector cultural, se ha convertido en una acción importante de reactivación económica. 

“Hasta la fecha llevamos 40 emisiones en nuestras redes sociales, con más de 200 invitados. Convocamos a profesionales de distintas áreas del saber de la industria, para que compartan sus conocimientos de manera gratuita con nuestros empresarios y emprendedores culturales”, apunta Tatiana Zambrano, subsecretaria de Cadenas de Valor.

Estas y otras medidas se suman a las múltiples acciones que, desde los diferentes organismos de la Alcaldía de Santiago de Cali, se realizan en medio de esta emergencia sanitaria para mitigar la crisis económica del sector cultural y de entretenimiento, para reactivar la economía de la ciudad.

Descargue el informe aquí.