Mié. May 29th, 2024

En el Día Mundial de los Océanos, invito a los lectores de bizarromesa.com a conocer algunos datos de la riqueza que albergan nuestros dos océanos.

No hay colombiano que no se sienta orgulloso de vivir en el único país de Suramérica con dos océanos en su haber. Pero casi ninguno aprendió geografía coloreando esa Colombia azul que nos ubica en los principales escalafones de la biodiversidad marina mundial.

Tenemos en superficie marina casi la misma área del territorio continental que conservamos en la mente como referencia de Colombia. Es decir, mientras en tierra contamos con un área de 1’139.951 km2, en mar sumamos un área de 892.118 km2. Es casi como si pintáramos otro mapa igualito pero sin el área de los departamentos de Amazonas, Vichada, Sucre y Huila.

Foto | Giovanny Pulido

Dicho de otro modo, la porción de nuestro mar Caribe tiene un área de aguas territoriales de 532.162 km2, es decir, un área similar a la de Nicaragua, Honduras, Cuba, Guatemala y Panamá juntos. Mientras que la porción del Océano Pacífico en jurisdicción de Colombia mide 359.955 km2.

En un área tan extensa, como profunda, son miles las especies de fauna y flora que albergan nuestras aguas. En efecto, en ella se encuentran por ejemplo 619 especies de macroalgas con tamaños desde menos de un milímetro hasta los 5 metros de altura, algunas endémicas (colombianas a mucho honor); cinco especies de pastos marinos (con la pradera más grande en La Guajira), y ocho especies de mangle, la mayoría distribuidas a lo largo de la costa pacífica.

Así mismo, 39 especies de mamíferos acuáticos entre ballenas, delfines, lobos marinos, y una especie de manatí y una de nutria, sumados a 2.250 especies de moluscos, 688 de crustáceos, 406 especies de esponjas, 166 especies de corales, 43 de medusas, mencionando algunos ejemplos de la riqueza en fauna que albergan nuestros mares.

Solo para hacerse una idea: de las especies de peces conocidas en el Gran Caribe (desde la costa este de Estados Unidos en la península de la Florida, a lo largo de Centroamérica y hasta la zona norte de Suramérica, incluyendo el arco antillano y las islas de las Bahamas), alrededor de 1.694 en total, más de 1.300 se encuentran en aguas territoriales de Colombia, y más de 800 especies en el Pacífico, de las 1.358 registradas para todo el Pacífico Oriental Tropical.

Los esfuerzos de Colombia por explorar cada vez más sus aguas han arrojado resultados que hoy permiten destacar avances trascendentales principalmente durante las últimas dos décadas. 

No obstante, registros de nuevas especies y el conocimiento de las condiciones de nuestras aguas, son tareas que aunque avanzan, tienen todavía un vasto territorio por explorar.

Un territorio que se sumerge en profundidades cuyas proporciones son difíciles de entender. En el caso de nuestro mar Caribe, por ejemplo, se ha identificado una profundidad máxima de 14.261 pies (4.347 metros), que es comparado en altura, como medir desde el nivel del mar hasta la cumbre del Volcán Galeras. 

Para el caso del Pacífico colombiano, la máxima profundidad que se observa es una fosa ubicada al frente de la isla Malpelo, con más de 6.000 metros. Es decir, es como si invirtiéramos una de las montañas costeras más altas del mundo: el pico Cristóbal Colón, de la Sierra Nevada de Santa Marta, y después de hacer “cumbre” nos hundiéramos 225 metros más.

Estos territorios albergan también una Colombia que, aunque no hayamos podido explorar, guarda un maravilloso patrimonio natural marino y secretos que esperan ser descubiertos para dejarse colorear.

Fuente | Minambiente

  • NOTA: Este artículo fue realizado con información suministrada por Andrea Polanco, Doctor Rerum Naturalium (Universidad Nacional de Colombia y Universidad de Giessen); y Natalia Rincón, investigadora científica, bióloga de la Universidad El Bosque con Maestría en Ciencias – Línea de Biología Marina, de la Universidad Nacional. Ambas hacen parte del equipo de trabajo del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, INVEMAR.