Sáb. Jul 13th, 2024

Juan Molano es un fotógrafo y realizador audiovisual caleño que en el año 2017, durante las manifestaciones de los cabildos indígenas del Cauca por los incumplimientos del Gobierno Nacional, viajó hasta Caldono en el sector de Monterilla, donde realizó un trabajo de fotóperiodismo muy bacano y aquí en en bizarromesa.com queremos compartirlo. ¡Esperamos te guste!

Minga de resistencia por el territorio, la dignidad y el cumplimiento de acuerdos

Por: Juan Molano.

El primero de noviembre de 2017 me enteré que se estaba llevando a cabo la Minga de Resistencia en el Cauca; los cabildos indígenas habían convocado a los pueblos Nasa, Guambiano, Yanaconas, Coconucos, Epiraras, Siapiraras, Emberas, Totoroes, Inganos y Guanacos, pertenecientes al Consejo Regional Indígena Del Cauca, CRIC, para pedirle al gobierno de Juan Manuel Santos, el cumplimiento de los pactos generados desde hace más de 26 años.

Las comunidades pedían por la restitución de tierras, los cultivos, soluciones a las problemáticas del medio ambiente referentes a las políticas extractivistas y la privatización de los recursos hídricos; por la salud, la educación, y por las amenazas violentas hacia los líderes y sus comunidades.

Este encuentro, sabíamos todos, no se iba a quedar en una simple convocatoria masiva, así que llamé a un contacto de la ACIN (Asociación de Cabildos Indígenas del Norte) y le pedí ayuda para llegar hasta la Minga. Me armé de botas, equipo fotográfico y viajé a Santander de Quilichao donde se ubica la sede principal de la ACIN. Llegué a unas oficinas casi vacías y con la mala fortuna de que los bloqueos habían comenzado.

No pude disponer de un vehículo para llegar hasta el resguardo de Caldono en el sector de Monterilla, donde se llevaba a cabo la concentración. Después de un par de horas de espera y a punto de perder la esperanza, una camioneta frenó bruscamente frente a las oficinas del ACIN y pitó insistentemente para que los interesados se subieran, sin dudarlo, salté dentro de la 4×4 y marcamos rumbo.

Ph: @juan.nomola

Al llegar al resguardo, fui sorprendido por la magnitud de la organización. Había miles de personas entre indígenas, pobladores locales, entidades de salud y de derechos humanos. Habían motos y vehículos que entraban y salían con personas; grandes cambuches hechos con cañazas y plástico negro, aquí se ubicaban las carpas y las cocinas comunales para alimentar a todos los asistentes a la Minga.

En la tarde del primero de noviembre, tras una primera reunión con los ministros delegados del gobierno en la que no se llegó a un acuerdo relevante, las autoridades indígenas decidieron, por votación, realizar el bloqueo de la vía panamericana entre Cali y Popayán.

A primera hora del día siguiente, por medio de un operativo muy bien planeado, los indígenas manifestantes se tomaron diferentes sectores de la carretera imposibilitando la movilidad y creando caos vehicular. La represión del ESMAD no se hizo esperar y los enfrentamientos duraron hasta que el gobierno cedió y prometió, una vez más, cumplir con los acuerdos. 

Aquí puedes seguir el trabajo fotográfico de Juan Molano.