Dom. Jun 16th, 2024

Como es costumbre inicio con una pequeña historia junto a una entrevista con Andrea García, el cine porno o cine para adultos y su paso por Colombia.

Un aspecto muy importante que se analiza sobre el cine, es su capacidad de medir los aspectos morales de la sociedad y el llamado cine porno es un ejemplo de debate que expone explícitamente lo importante de develar los deseos placenteros del ser humano.

El cine porno lleva más de cien años de haber nacido, pero en lo que corre nuestros días este se ha visto muy alterado o más bien transformado.

La primera película erótica de la historia se le atribuye a Francia con Le Coucher de la Mariée, dirigida por Albert Kirchner en 1896, junto a dos hombres que quedan en la historia por ser pioneros en el cine para adultos, como son el francés Eugène Pirou o el austriaco Johann Schwarzer casi un año después de que los hermanos Lumiere presentaran su cinematógrafo. 

Aunque muchos escuchamos el nombre de pornografía en el siglo XX, sabemos que esta no fue la época de su invención, ya que los seres humanos desde temprana edad han buscado la forma de satisfacer sus necesidades eróticas, como por ejemplo los textos de los antiguos egipcios que daban al sexo la importancia que se merecía, representado de una manera natural en dibujos y pinturas.

La demostración explicita del acto sexual nace durante la era victoriana con los primeros daguerrotipos y fotografías, que permitían, por primera vez, un reflejo fiel de la realidad. De allí comienzan Las primeras revistas eróticas que surgieron en Francia, en el cambio del siglo XIX al XX, aunque estas se vendían por suscripción de una forma ilegal.

Después de la segunda guerra mundial, el cine porno evolucionó en el mundo, debido al boom de las cámaras de 8mm, ya que tenía fácil acceso a personas de la época que se grababan de forma aficionada y de baja calidad en actos sexuales, para luego vender las imágenes  en pequeños burdeles clandestinos como los Stag Films o “películas de machos”.

La evolución del porno empieza a ser latente a finales de los años 50 cuando van apareciendo las Beaver Movies (cintas más eróticas), ya que en sus escenas el sexo oral no hacia parte de las primicias.

Años 60s

La gran revolución de la sexualidad empezó a transformar una industria poderosa, se estrenan películas europeas como «I Am Curious (Yellow)» (1968) del sueco Vilgot Sjöman y «Language of Love» (1969) 

Años 70s

A comienzo de los años 70 el director italofrancés Lasse Braun, es el promotor de la lucha contra la pornografía, donde consigue que países como Dinamarca legalizarán el cine porno. Braun produjo algunas de las películas de más calidad de la época, rodadas tanto en 8mm como en 16mm, e introduciendo por primera vez el color al cine porno.

Estados Unidos 

En este país se producen las primeras películas pornográficas asociadas al underground: Garganta profunda (1972) de Gerard Damiano, Detrás de la puerta verde de Jim y Artie Mitchell (1972) y El diablo en Miss Jones (1973).

Las pornstar de la época eran mujeres que en su mayoría provenían del mundo del espectáculo de cabaret, las cuales dieron su salto a la fama gracias al canon de belleza elegido de la época.

Los 80s 

Se da el nacimiento del star system hollywoodiense, donde sus protagonistas tenían que parecerse a las actrices de la gran pantalla.

El porno en Colombia

Gina Carrera se convirtió en 1984 en la primera actriz porno colombiana con proyección internacional.

La segunda debutante en cine para adultos fue la milf Mónica Fuentes. A esto se le suman diferentes actrices que dan por bien servida la entrada del mundo del porno, como caleña Zuleidy Piedrahíta Lapiedra, que rodó películas con Private, una de las más poderosas productoras estadounidenses.

En Colombia, este género audiovisual fue producido en los 80’s por trópico producciones en Medellín, para comercializar en Estados Unidos y no consumir internamente, ya que el estigma generaba repudio de los locales puritanos hacia las actrices de este mundo.

En 1994 Marco Aurelio alias ‘Michael Spring Danger’, graba sus propios videos en la ciudad de Medellín, donde adquiere su primer videotienda llamada Videostop.

En 1996 Gustavo Castaño graba su film con un presupuesto de 12 millones de pesos llamada “Lujuria en la finca de mi Amá” donde da inicio a la productora Calisex.

Foto | @yoandreagarcia_

En el 2005 Andrea García es la primera directora de cine para adultos en Colombia y América Latina, siendo pionera de un canal para adultos llamado Kamasutra. 

Su gran aporte a la industria porno le da un reconocimiento en los principales festivales de cine erótico del mundo, obtieniendo contratos con prestigiosas marcas como Penthouse, BangBros y Playboy.

Con todo este rápido resumen de lo que es esta gigantesca industria del entretenimiento para adultos, vemos que con el paso del tiempo se fue transformando, dando como resultado la caída de grandes productoras de lo que fue la edad de oro del porno. 

La evolución rápida del internet y la llegada de páginas de forma gratuita en este género, darían paso a la masiva respuesta de videos amateurs, como se vio en el nacimiento de este cine. 

Es por eso que en estos tiempos de guerras y problemas políticos internos, deberíamos detenernos a pensar y ¿por qué no? Volver de nuevo a la revolución del (sexo) y del amor.

Autor | Edwin Medina
CineSociedad


[paypal-donation]
Considera la posibilidad de contribuir con $1K, $10K, $20K, $50K, para ayudar a mantener en funcionamiento este medio de comunicación independiente.