Mié. Feb 21st, 2024

La Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, designó a Estefanía Ciro Rodríguez ganadora del Premio UNESCO Juan Bosch para la Promoción de la Investigación en Ciencias Sociales en América Latina y el Caribe. Este premio recompensa su investigación sobre el papel social del cultivo de hoja de coca en la Amazonía colombiana.

Creado en 2009 por iniciativa del Gobierno de la República Dominicana, el Premio UNESCO Juan Bosch recompensa cada dos años a jóvenes especialistas en ciencias sociales que contribuyen con su labor al fortalecimiento de los vínculos entre la investigación y las políticas públicas.

Dotado con 10.000 dólares y un diploma, también tiene por objeto motivar a los jóvenes investigadores de la región y fomentar el intercambio intelectual y el diálogo en América Latina y el Caribe.

Estefanía Ciro Rodríguez tiene una maestría en Historia y un doctorado en Sociología. Actualmente trabaja como investigadora en el Centro de Pensamiento de la Amazonía colombiana a la Orilla del Río. Sus líneas de investigación principalmente son la política global de drogas, la presencia del Estado en áreas de conflicto y las comunidades rurales en el siglo XXI.

Su tesis, titulada “Trayectorias de vida de cultivadores y cultivadoras de coca en el Caquetá y construcción de la legitimidad de la actividad cocalera” es el resultado de un trabajo de investigación de campo. En ella explora las trayectorias de hombres y mujeres cocaleros, la violencia que han experimentado y cómo este cultivo forma parte de sus tradiciones.

El galardón que Estefanía recibirá se entregará en una ceremonia oficial el 23 de julio en Bogotá, está dotado con 10.000 dólares (unos 8.500 euros) y un diploma con los cuales se busca fomentar el intercambio intelectual y el diálogo en América Latina y el Caribe.

Estefanía Ciro Rodríguez / Ph: David Curtidor
Estefanía Ciro Rodríguez / Ph: David Curtidor

Este premio toma su nombre de Juan Bosch, famoso autor, político, analista social y ferviente defensor de los valores democráticos y de una cultura de paz cuya obra ha contribuido en gran medida al estudio de los procesos sociales y políticos en la República Dominicana y el Caribe.

Cabe decir que en 2013 también la colombiana Karen Nathalia Cerón recibió éste premio por su estudio sobre la violencia juvenil en las maras, mientras que en 2015 el ganador fue el boliviano Manuel Alejandro Olivera Andrade por su investigación sobre los factores de riesgo para el proyecto estatal de aprovechamiento del litio en el salar de Uyuni.